Maria Santi

El color es un elemento principal y transversal en toda mi investigación, y en estas

piezas, trabajo recombinando situaciones en las que las formas diversas pueden

coexistir. Configurando una heráldica posible para el presente, para el futuro.

Insignias, escudos, estandartes, piezas esenciales para mantener la unidad, como signo identitario de linajes, ciudades, congregaciones.

En este caso, la propuesta es abierta: sin casas, sin ejércitos ni grupos a los cuales representar, compuesta por estandartes silenciosos.

Heráldica silenciosa revela un terreno insólito y fértil donde la imaginación se cruza con la memoria

sensorial en una suerte de extraña familiaridad, permitiendo un acercamiento libre donde los fragmentos de lo visible, liberan elementos e imágenes singulares