Maria Santi

 

 

En estas obras hay una necesidad de abarcar y ocupar el espacio, evidenciando un hacer interesado en explorar la complejidad y la energía del color cuando se lo somete a una serie de relaciones: tamaño, brillo, textura, opacidad, forma, superficie.

Mystic Pink está formada por recortes de tela 35 x 35 cm cada uno, pintados en degradé  y luego montados en varillas.

Es un múltiple en donde la disposición de las unidades, la vecindad, las relaciones y los espacios donde se tocan y se superponen son esenciales en cada pieza.

Las obras están realizadas a partir de patrones de color y degrades que van surgiendo por la repetición de módulos. En este orden, lo modular remite o evoca distintas estructuras que pueden construir algo de orden fractal, emparentando al universo animal, vegetal, mineral y energético.